Saltar al contenido
Asi de Fácil.es

Así de fácil es hacer arroz blanco perfecto.

Asi de facil es hacer arroz blanco perfecto.

arroz blanco perfecto

Seas de donde seas el arroz blanco se usa en tu cocina, pero ¿te sale siempre perfecto? Seguro que no. A veces te puede salir duro o se te pega si te quedas corto con el agua, o blando y pegajoso si te pasas. Deberías saber que unos centilitros hacen una gran diferencia… ¡Así que no temas!  Así de fácil es hacer el arroz blanco perfecto para que siempre te quede rico y esponjoso.

 ¡Empecemos! Primero, la lista de utensilios que vas a necesitar para preparar tu arroz blanco perfecto:

  • Una olla con el fondo grueso. Si es fina, podrías quemar el arroz blanco , ya que el calor no se distribuye igual por todo el fondo.
  •  Una taza para medir el agua y la cantidad de arroz blanco que echas.
  •  Cuchara y tenedor.
  •  Sal y pimienta o lo que quieras para sazonar.
  •  Y, como es obvio, arroz. Pero ¿qué tipo de arroz?, te preguntarás. Te mostraré 3 tipos básicos de arroz que podrás usar para muchos de tus platillos.

 Primero, arroz blanco largo. Es el más usado en la comida india y es perfecto como acompañamiento o para ensaladas.

 El siguiente  es el arroz blanco corto, es perfecto para hacer sushi, risotto, paella, y postres. Es casi redondo y absorbe más el agua que el largo.

 Y el tercer tipo es el arroz integral, que es como el blanco solo que conserva el germen con la capa de color marrón que lo envuelve. Tiene más fibra, hierro y vitamina B que el blanco, pero se demora mucho más en hacer.

(en los enlaces de mas arriba marcados de azul encontraras los productos a muy buen precio y con envío rápido )

 Siguiente clave: la proporción de agua. Con el arroz blanco largo, necesitarás una taza y media de agua por cada taza de arroz.

medida de agua para arroz blanco largo. así de fácil es cocer arroz blanco perfecto.

Para el arroz blanco corto, una taza y cuarto de agua por cada taza de arroz.

medida de agua para el arroz blanco corto para paella. así de fácil es cocer arroz blanco perfecto

y el arroz integral, una taza y tres cuartos de agua por cada taza de arroz integral.

medida de agua para cocer arroz integral. así de fácil es cocer arroz blanco perfecto

 Ahora que están todos los preliminares claros, nos ponemos manos a la obra: preparemos el arroz blanco perfecto paso por paso.

 Lo primero que tenemos que hacer es lavar el arroz con agua fría.

¿Para qué?

Para quitar el exceso de almidón. Usa un colador, o si no tienes, puedes llenar una olla y vaciarla con cuidado de que no se salga el arroz, hasta que el agua esté casi limpia.

lavar el arroz para retirar el almidón y que esta perfecto.

 Llegó el momento de cocinar el arroz. Para que quede más rico, voy a sazonarlo antes de hervirlo. Es más fácil hacerlo en este momento que justo al final antes de servirlo. Yo le voy a echar solo un poco de sal y pimienta, pero aquí puedes ser creativo y sazonarlo a tu gusto.

Eso sí, atención: como pasa con la pasta, si no le echas sal alguna el arroz no tendrá mucho sabor. La cantidad depende de tu gusto, ¡pero ponle sal! Si te pasa que tu arroz siempre te sale un poco insípido, ¡añade un poco de sabor! Puedes reemplazar el agua por caldo de pollo, ternera o vegetales.

sazonar arroz blanco perfecto

 También puedes tostar ligeramente el arroz en la olla antes de agregar agua o caldo para que tenga un sabor a nuez.

tostar arroz blanco antes de cocer para sacar sabor a nuez.

LA COCCIÓN PERFECTA PARA CADA ARROZ BLANCO

Ahora llega el momento de cocerlo. Usa una taza para medir la cantidad de agua que necesites según la cantidad y tipo de arroz. Recuerdas las proporciones, ¿verdad? Añádela a la olla con el arroz sazonado y haz que hierva a fuego alto.

 Cuando veas el agua hervir, mueve el arroz blanco un poco con una cuchara, baja la temperatura a la mínima para que hierva a fuego lento y cubre la olla con una tapadera. ¿Por qué no dejarla en el fuego alto, te preguntarás? Porque si cocinas el arroz demasiado rápido, el agua se evaporará y el arroz saldrá duro. Así de fácil es que salga mal…

El calor bajo mantiene los granos en su punto. Ahora, dependiendo, del tipo de arroz el tiempo de cocción varía. Esto es clave para el resultado final, porque si te quedas corto el arroz te saldrá duro, y si te pasas, te quedará blando y húmedo.

Tiempos de cocción de cada tipo de arroz.

Toma nota:

Con el arroz blanco largo, déjalo durante unos 18 minutos.

Para el arroz blanco corto, 15 minutos.

y para el arroz integral toma mucho más tiempo, déjalo hervir a fuego lento durante 45 minutos.

remover arroz blanco perfecto al cocer.

 No debes quitar la tapa hasta que no pase el tiempo determinado, porque el arroz se está cocinando con el vapor.

Si lo haces, la proporción agua-arroz perfecta se echará a perder. A menos que no estés seguro de cuánta agua queda, deja que el arroz se cocine solo, ¡sabe lo que hace! Y mantén el fuego al mínimo, el vapor debería estar haciendo todo el trabajo, no el calor.

¡Y no lo muevas! Este es un error que comete mucha gente. Remover el arroz mientras está en la olla hace que el almidón salga y evite la formación de bolsas de vapor. En otras palabras: hará que tu arroz quede blando.

poner tapa de olla para cocer al vapor el arroz blanco perfecto.

 En definitiva, es mejor que lo dejes estar. Así de fácil es aprovechar ese momento para limpiar la cocina o para seguir leyendo tu libro y simplemente espera a que pase el tiempo necesario según el tipo de arroz que estés cocinando.

Si has usado las proporciones correctas, confía en que tras que pase el tiempo el arroz estará listo. Cuando pase, quítalo del fuego.

 Otro error común que comete la gente es servirlo tras quitarlo del fuego. ¡Es tentador, pero espera un momento, que ya casi terminamos! Para evitar que el arroz no esté igual de hecho por todos lados, dale un descanso. Quita la olla del fuego totalmente y espera unos 5 o 10 minutos extra mientras el arroz se cuece con el vapor y calor acumulado. Esto permite que el calor se redistribuya en la olla, lo que hará que el arroz esté más uniformemente cocido.

Ahora sí, cuando esos minutos hayan pasado y esté listo, destápalo. Verás que ahora es el doble de grande porque ha absorbido parte del agua.

dejar reposar con la tapa de la olla para cocer el arroz con el vapor y quede perfecto.

y para terminar….

 Usa un tenedor para mover el arroz antes de servirlo, así separarás los granos que estén pegados. Y además, así distribuirás la humedad, porque si no lo mueves el arroz estará seco por arriba y mojado por abajo. ¡Y listo! Con esta guía de experto así de fácil es sorprender a todos tus amigos con el arroz blanco perfecto más rico y esponjoso que jamás han probado. Buen provecho, y ¡hasta la próxima!

Así de Fácil .es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies